7/10/2010

////

JEHOVÁ JIREH – EL DIOS QUE PROVEE

Ruego al Señor hoy que tengas un corazón como el de un niño crédulo, receptivo y dócil para entrar en el Reino de Dios.

Hay principios en su Palabra que debemos seguir, para experimentar las más grandes recompensas de Dios.
JEHOVÁ, Significado: "YO SOY", el que es auto-existente. Dios nunca cambia. Sus promesas nunca fallan. Cuando nosotros somos infieles, Él es fiel. Es necesario que le obedezcamos. Éxodo 3:14; 6:2-4, 34:5-7; Salmo 102.


JEHOVÁ JIREH, Significado: El Señor proveerá. Él proveyó a su hijo Jesús como el sacrificio definitivo. Es a través del sacrificio que Dios suplirá todas nuestras necesidades. Génesis 22:13,14; Salmo 23; Marcos10:45 y Romanos 8:2 Conocido también como YHWH o Yahvé-Jireh. Abraham llamó "el Señor proveerá" al sitio donde Dios le proveyó un carnero para que lo sacrificara en lugar de su hijo Isaac. Jesús dijo que Él era el pan de vida y que todo el que fuera a Él, hallaría provisión (Juan 6:35).

Jehová Proveerá (hebreo: Yahweh-Jireh) Este nombre fue dado a Dios por el patriarca Abraham, en Génesis 22:14. En obediencia al mandato de Dios, Abraham ofreció a su hijo Isaac sobre el altar como un sacrificio. Antes que Abraham pudiera matar a su hijo, Dios lo detuvo y proveyó un carnero en su lugar. La redención que Dios proveyó ese día en el monte Moriah, motivó a Abraham a llamar el lugar Yahweh-Jireh. Aunque es verdad que Dios es poderoso y fiel para suplir todas nuestras necesidades, el nombre Yahweh-Jireh no es una promesa de la prosperidad económica, sino una promesa de redención del pecado, que incluía la pobreza, pero este no era el fin. Nosotros debemos morir por nuestros pecados (Romanos 6:23), pero Yahweh-Jireh ha provisto un sacrificio en nuestro lugar - Su único y amado Hijo. Él es el Cordero que quita el pecado del mundo (Juan 1:29). 

Es incorrecto enfatizar la prosperidad económica sobre la redención del pecado. Jesús no derramó Su sangre para nuestra ganancia monetaria, sino para la salvación de nuestra alma -la redención de la vida es de gran precio-, la bendición financiera está incluida en este sacrificio y es una añadidura. (Salmo 49:8).

El Espíritu Santo me ha detenido aquí por lo que está sucediendo y por lo que viene y sucederá. La vida financiera de muchos va a cambiar; a muchos para bien, a muchos para mal. Ten cuidado y pon mucha atención a lo que estás por recibir de aquí en adelante. Lo que hoy muchos predican no es lo correcto entorno a la prosperidad y abundancia, no hay profundidad en dichos temas, y en lo que se ha centrado la enseñanza trae un mal enfoque, en este punto, generando orgullo, envidia, pobreza y no acción de gracias a Dios, en la forma Bíblica y correcta.

UNA VIDA LLENA DE BENDICIONES
Ser bendecido significa un poder sobrenatural trabajando para ti, trabajando a tu favor. Lo contrario es ser maldecido, que significa un poder sobrenatural actuando en tu contra.
Los días de una persona bendecida están llenos de coincidencias divinas y de un significado celestial. Lo declarado por Dios en Deuteronomio 11:8-21 debe marcar un estandarte en nuestra vida, una pauta a seguir, un propósito por definir.
Dice este texto... “Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis como señal en vuestra mano, y serán por frontales entre vuestros ojos. Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando te sientes en tu casa, cuando andes por el camino, cuando te acuestes, y cuando te levantes, y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas; para que sean vuestros días, y los días de vuestros hijos, tan numerosos sobre la tierra que Jehová juró a vuestros padres que les había de dar, como los días de los cielos sobre la tierra.”
Un hombre bendecido puede ser o no ser rico, de acuerdo con las normas del mundo, pero disfruta de una calidad de vida que la mayoría de los billonarios envidiaría. En cuatro ocasiones diferentes, en el libro de Deuteronomio, Dios dice que bendecirá a todos aquellos que le obedecen. Veamos: Deuteronomio 14:29; Deuteronomio 15:10; Deuteronomio 23:20 y Deuteronomio 28:8 “Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da.”
Así es la vida llena de bendiciones, todo lo que uno obedece y hace le sale bien. Las bendiciones llegan a cada área de la vida de la persona, salud, relaciones, trabajo, familia, emociones y pensamientos. ¿Le suena bien?

P.s John David Lambraño

0 Reactions to this post

Add Comment

    Publicar un comentario en la entrada